¿Qué argumentos necesito para reducir una pensión alimenticia?

Primordialmente se debe demostrar que la cantidad fijada actualmente rebasa las necesidades del menor o que las circunstancias con las que se fijó la pensión alimenticia cambiaron y no es posible cubrirla en la forma en que fue decretada.

Existen supuestos por los cuales pudiera considerarse la reducción de la pensión alimenticia:

  1. Cambian las circunstancias del deudor alimentario.
    Es decir, el deudor alimentario se ve afectado o disminuido en su capacidad económica y como consecuencia de ello, no puede cubrir el monto o porcentaje como fue decretado por el Juez Familiar.
  2. La afectación o disminución en la capacidad económica es acreditable.
    Ante esto, no solamente basta con manifestarle al Juez Familiar que hubo una afectación en la capacidad económica, sino que esto se debe acreditar, es decir, debe exhibirse el documento de la empresa que lo despidió o carta de la empresa donde está laborando, manifestando que tuvo una reducción en el salario.
  3. Este cambio de circunstancias no fue provocado por el deudor alimentario.
    Es decir, debe acreditarse fehacientemente que estas afectaciones en su capacidad económica no fueron incitadas por el deudor alimentario, sino que existió un evento que no es imputable a éste. 

ASPECTOS IMPORTANTES:

Jamás podrá alegarse el pago de un crédito hipotecario, pago de un vehículo en parcialidades, etc., para la disminución de pensión alimenticia.

Aunque la madre también trabaje, no puede considerarse automáticamente que es procedente una reducción en la pensión alimenticia. 

Es preciso recordar, que el pago por pensión alimenticia tiene preferencia sobre cualquier otro adeudo que tenga el deudor alimentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *