Lineamientos técnicos de seguridad sanitaria en el entorno laboral

1.- La Nueva Normalidad

Para hacer frente y mitigar la epidemia causada por la enfermedad Covid19, el gobierno de México ha dado a conocer una serie de acciones de reapertura gradual y cautelar:

Se establecen 3 etapas para la nueva normalidad, para ello se pone en marcha un sistema de alerta sanitaria que tendrá una frecuencia semanal de resultados y que será de aplicación estatal y municipal para determinar el nivel de restricción en las actividades económicas, sociales y educativas.

  • Primera etapa.- 18 de mayo, Municipios de la Esperanza en los que no hay contagios.
  • Segunda etapa.- 18 y 31 de mayo, preparación para la apertura de las empresas con actividades consideradas como esenciales, mediante el proceso de implementación de sus protocolos para el reinicio seguro de actividades laborales.
  • Tercera etapa.- 1° de junio, inicia la etapa de reapertura socio-económica mediante un semáforo de alerta sanitaria semanal por regiones. 

Sistema de Alerta Sanitaria, consta de 4 niveles de alerta máximo, alto, medio y bajo 

2.- Principios Rectores para un Retorno Exitoso

  • Privilegiar la salud y la vida.
  • Solidaridad con todos y no discriminación.
  • Economía moral y eficacia productiva
  • Responsabilidad compartida (pública, privada y social).

3.- Estrategias Generales de Control

  • Promoción a la salud.- Orientación, capacitación y organización de las personas trabajadoras para prevenir y controlar la propagación del coronavirus, en eventos sociales, trayectos en el transporte público, privado que provea la empresa incluyendo la información general sobre el SARS-CoV2, mecanismos de contagio y síntomas que ocasiona y maneras de prevenir. Lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente o usar soluciones a base de alcohol gel, la práctica de la etiqueta respiratoria, no escupir, no tocarse la cara con las manos sucias sobre todo nariz, boca y ojos, limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común y mantener una sana distancia.
  • Medidas de protección en Salud.- Sana distancia teniendo como primer supuesto la presencia de síntomas de enfermedad respiratoria y la modificación de hábitos para favorecer una distancia mínima de 1.5 metros. La disminución y encuentro cara a cara entre trabajadores incluyendo la adecuación de los espacios y áreas de trabajo para reducir la densidad humana en ambientes intramuros y extramuros. Establecer horarios alternados de comida, baños y actividades cotidianas, así como incrementar el número de vehículos destinados al traslado de personal.
  • Control de Ingreso-Egreso.- Control de ingreso-egreso de las personas trabajadoras, clientes y proveedores, permitiendo lo siguiente: establecer filtro en espacios públicos cerrados, para identificar personas con infección respiratoria aguda, destinar áreas de estancia y aislamiento para los trabajadores, dotarlas de cubrebocas y remitirlas a su domicilio y/o servicios médicos, proporcionar gel base de alcohol, colocar tapetes desinfectantes con concentraciones de hipoclorito y establecer entradas y salidas exclusivas del personal en caso de contar con uno solo, deberá de ser dividido por barreras físicas.
  • Medidas de prevención de contagios en la empresa.- Acciones que se realizan para prevenir un posible contagio en las instalaciones de los centros de trabajo, entre las que se encuentran las de higiene, limpieza y sana distancia, proveer dispensadores con solución a base de alcohol, proveer productos sanitarios y de equipo de protección personal [cubrebocas, lentes protectores y/o caretas], depósitos de productos desechables, sanitarios y lavamanos.

4.- Plan para el Retorno al Trabajo

  • Planeación.- Acciones necesarias para lograr una correcta implementación de las medidas en las empresas y centros de trabajo y para tener una planificación exitosa se deberá estar al pendiente del Sistema de Alerta Sanitaria, designando a una persona responsable o un comité para el seguimiento y supervisión de las medidas para la Nueva Normalidad.
  • Información y Capacitación.- Acciones para dar a conocer al personal las medidas de seguridad, higiene, limpieza, cuidado y en general indicaciones que den las autoridades en la etapa de la Nueva Normalidad.
  • Medidas de Prevención de brotes en la empresa.- Acciones que se realizan cuando se sospecha o se sabe que existe una infección en el centro laboral con la finalidad de contenerla y evitar la propagación del virus. Se deberá enviar a casa al personal con síntomas de enfermedad, identificar a personas trabajadoras que hayan estado en contacto con una persona infectada, evitar el retorno de personas trabajadoras enfermas sin contar con la evaluación médica, registro y seguimiento del personal en resguardo domiciliario voluntario y evaluar posibles casos de contagio e incentivar al personal con sospecha o confirmación de COVID19 a cumplir con el resguardo domiciliario corresponsable.
  • Políticas Temporales.- Son las medidas que implementan los centros de trabajo, con el fin de reducir el riesgo de contagio, entre estas acciones se encuentran las medidas para distanciamiento en áreas comunes, comedores, reuniones, horarios escalonados y el equipo de protección entre otros.
  • Vigilancia y Supervisión.- Acciones para constatar la correcta implementación de todas las medidas en las empresas o el centro de trabajo siendo responsabilidad del comité o persona designada para estas tareas, verificar las medidas de prevención y protección en el centro de trabajo, verificar la provisión constantes de agua, jabón, toallas desechables y de soluciones a base de alcohol en gel en el centro de trabajo, monitorear las disposiciones que establezcan las autoridades para las posibles modificaciones de las acciones a seguir en el centro de trabajo. Asimismo establecer mecanismos de seguimiento de personas trabajadoras en aislamiento y en caso de ser necesario contactar a la autoridad sanitaria.

5.- Medidas de Protección a la Población vulnerable en Centros de Trabajo

Debido a determinadas situaciones de vulnerabilidad hay poblaciones que por sus condiciones o características de salud son más propensas a desarrollar una complicación o muerte por COVID-19, por ejemplo las personas en estado de embarazo, con obesidad, personas adultas mayores de 60 años, diabéticos e hipertensos descontrolados, VIH, cáncer o con discapacidad. Antes del regreso al centro de trabajo se recomienda otorguen las facilidades para acudir a consulta para evaluar su control. Los centro de trabajo ubicados en una región considerada de riesgo alto y medio deberá implementar lineamientos que disminuyan el riesgo de la población en situación de vulnerabilidad.

Para los casos de alerta alta y media se recomienda lo siguiente:

  • Priorizar el trabajo a distancia evitando la asistencia en el centro laboral,
  • Cerciorarse que dicha población cuente con equipo de protección personal desechable y con soluciones a base de alcohol,
  • Verificar el establecimiento de medidas que resulten en una reducción de densidad humana en los espacios de trabajo, garantizando una distancia de 1.5 metros,
  • Permitir el ingreso en horarios diferentes al resto del personal para evitar los horarios pico en el transporte público o de personal,
  • Establecer zonas exclusivas en áreas de alimentos, comedores y/o vestidores para reducir el riesgo.

6.- Clasificación de riesgo de los trabajadores por ocupación o condición de vulnerabilidad.

  • Para efectos de COVID-19, estos lineamientos identifican cuatro niveles de riesgo en razón de la cercanía del trabajador con personas infectadas, o del nivel de contacto repetido o extendido con fuentes posibles de contagio con motivo de su trabajo. 
  • Se incluye una tabla de clasificación de personal en riesgo debido a su condición, es decir, personal que independientemente de su ocupación o función en el centro de trabajo, tiene un nivel de riesgo mayor que puede incrementar la posibilidad de contagio y comprometer su salud.
  • Las clasificaciones de personal ocupacionalmente expuesto y por condición de vulnerabilidad proporcionan un elemento de información adicional para determinar las acciones que se deberán llevar a cabo en los distintos escenarios de la epidemia.
  • Las listas están elaboradas de manera que las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas puedan identificar de manera sencilla las medidas que les son aplicables. Constan de cuatro columnas: la primera es la medida necesaria para retornar a las actividades, y en las siguientes tres columnas el comité o la persona responsable podrá señalar si es una acción con la que ya se cumple, si no se cumple con ella y hay que implementarla o la medida si no aplica para el centro de trabajo. 

En dichos Lineamientos se contienen principios y estrategias sobre las medidas de promoción de la salud, protección de la salud y para el cuidado de poblaciones vulnerables que deberán de considerarse para el protocolo de seguridad sanitaria, para mayor información y detalle estamos a sus órdenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *